28/10/08

Ricos…



Ojala todo cambie…

para seguir haciendo las mismas cosas…

pero de otra forma…

de repente un día te das cuenta de que por mucho que cambie tu entorno y que cambien las cosas el desastre eres TU, y te señalo con el dedo.

Queremos que nuestra vida cambie, constantemente, forma parte del ser humano, es ley de vida, hay gente que le gusta la “estabilidad” pero también están deseando que cambie su vida, que les toque la lotería o heredar una fortuna, o que aparezca la mujer/hombre de sus sueños y los saque de la apatía en la que viven sumergidos… si aún piensas que tu vida mejorará y que conseguirás la felicidad comprándote eso, cambiándote a aquella casa, mudándote de ciudad, cambiando de pareja, simplemente te equivocas, y si no… el tiempo me dará la razón, el cambio lo harás por dentro si es que tienes la suerte de cambiar en algún momento y te lo digo a ti y me lo digo a mi, primero cambia y después aparecerá lo que buscas… no al revés…

Solo tengo ganas de mandarte a la mierda… de mandarme a la mierda, deja de compadecerte y crece! Hazte cargo de tu propia vida, deja a los demás tranquilos y disfruta de ellos, no vayas lloriqueando por las esquinas, y si tu vida es demasiado dura cámbiala, vete al tibet un par de meses, cambia tu enfoque, si estas en una situación complicada, haz por solucionarla, vívela, no la pospongas para mañana, que será un día mejor… deja de cargar a los demás con tus propias frustraciones, y sobre todo, quiérete y respétate un poco… si no te quieres no puedes querer y si no respetas no puedes respetar y no puedes ser respetado… acepta tu imperfección…

Extracto del libro El amor dura tres años de Frederic Beigbeder, de lo mejor que he leído en muchísimo tiempo…

“Los ricos de hoy han olvidado que el dinero es un medio no un fin. Ya no saben que hacer con el. Cuando eres pobre por lo menos crees que todo podría arreglarse con dinero. Pero cuando eres rico, no puedes pensar que con una nueva casita en el Midi, otro coche deportivo, un par de zapatos de doce mil euros o un maniquí suplementario, todo se arreglará. Cuando eres rico ya no hay excusas. Esa es la razón por la cual todos los millonarios toman Prozac: porque ya no hacen soñar a nadie, ni siquiera a si mismos.”

3 comentarios:

Anónimo dijo...

crecido, creciendo...
me gusta la foto, estas distinto.
:)
(ge)

Anónimo dijo...

jelou! ^^
no se si te acordaras de mi .... m diste un papelito con tu dirección de blog en el tren.. y bueno aqui estoy leyendo lo que pasa por tu cabeza xD...te agrego al msn.

Bai Bai*

z3ta dijo...

estoy de acuerdo, si no cambiamos nosotros, nuestras penas nos acompañan allá a donde vayamos...
por cierto, me estoy leyendo 13.99 ^^