22/4/09

Suerte?



Buscaba sobre las sincronicidades y me topé con este texto... fantastico sin mas...
Grandioso texto de Alicia en el pais de las maravillas...
—Es una mermelada muy buena —dijo la Reina.
—Bueno, de todos modos hoy no me apetece.
—Hoy no la tendrías aunque quisieras —dijo la Reina—. La regla es: mermelada ayer, mermelada mañana... pero no hoy.
—Pero de vez en cuando debe haber «mermelada hoy» —objetó Alicia.
—No; no puede ser —dijo la Reina—. La mermelada toca al otro día; como comprenderás, hoy es siempre éste.
—No os comprendo —dijo Alicia—. ¡Lo veo horriblemente confuso!
—Es lo que pasa al vivir hacia atrás —dijo la Reina con afabilidad—: siempre produce un poco de vértigo al principio...
—¡Vivir hacia atrás! —repitió Alicia con gran asombro—. ¡Jamás había oído nada semejante!
—Sin embargo, tiene una gran ventaja: la memoria funciona en las dos direcciones.
—Desde luego, la mía solo funciona en una —comentó Alicia—. No puedo recordar cosas antes de que hayan sucedido.
—Es mala memoria, la que funciona sólo hacia atrás —comentó la Reina.


No se porqué busco información sobre sincronicidades cuando mi vida es UNA sincronicidad en si… la gente dice que tengo mucha suerte… quizá pero por ahora no creo en la suerte, es tan fácil como que si no compras lotería no te toca, hay que estar en el momento y en el lugar y a mi, o me gusta conformarme y sorprenderme de las cosas que me suceden, o realmente me pasan cosas fantásticas…

Hoy fue un día maravilloso, mejor MA RA VI LLO SO, me levanté con una lucidez extraña, tuve una reunión de unas cuantas horas, durante las que estuve lucido e intenté aportar el máximo, después me dieron muy buenas noticias en el trabajo, salí a mi hora y encima me animé a ir solo a un concierto.

Un punto y a parte merece el momento del concierto, sucede así:

Todos los factores juegan en mi contra, economía, tiempo, energía y compañía… (Todo salió al revés de cómo se podía esperar)

Ante un arranque de “¿providencia?” me levanto de mi silla y salgo corriendo al concierto, solo, con 30€ en el bolsillo (el concierto costaba 22), tarde y cansado, pero algo me empujaba…
Todos los transportes me acompañaron (bueno casi todos) llegué a las 21 horas como rezaba la web, sala salamandra y en la puerta dos cosas, una silla y una chica, con la misma cara de despistada que yo, el cartel decía “Concierto en la sala pequeña” una flecha y 400 metros. Nos miramos y ante la adversidad la compañía siempre es grata y como yo soy muy pesado, le sonrío y caminamos juntos…

Ya en la sala estaba ni la madre del topo, solo la chica de la cara de perdida, yo y un montón de franceses (lógico eran las 21.15 y el concierto empezaba a las 22h), Internet 0- realidad 2 (es la segunda vez que Internet se equivoca, está perdiendo puntos, dentro de nada volveremos a hacer mas caso a la Biblia como se siga equivocando así Internet, jajajajaj).

Compré la entrada 22€, dije un montón de gilipolleces a la chica de la cara de perdida que ya tenía nombre, cuando llegaron sus amigas (se llamaba Nagore), sus amigas tenían entradas gratis, me dijeron de pasar con ella, acto seguido me fui a la taquilla, le lloriqueé a la taquillera, una chica súper simpática y me devolvió el dinero :D.

Una vez dentro un concierto absolutamente espectacular, súper divertido, sonido perfecto y un espectáculo digno de ver, punto a resaltar el batería (en la imagen), un tipo súper carismático, que tenía una técnica inverosímil de agarrar las baquetas… aun así tenia un feeling brutal… fantástico.

Tonino Carotone empieza a tocar a las 23.45 y el metro cierra a las 00… decidimos ir a coger el metro, me despido de las amigas de la chica con cara de perdida (a las que no se si volveré a ver, aunque me parecieron fantásticas) y a pesar de correr, la suerte (y a mi el desodorante, como después descubriría en el bus), el metro había salido ya… dejamos de ser los chicos con la cara de perdidos para ser los chicos cabizbajos… pero cuando volvíamos la chica cabizbaja se equivoca de camino de vuelta y se empieza a meter en los ferrocarriles (en la vía uno entrando) y la taquillera nos dice que tenemos que picar si queremos entrar (antes habíamos picado erróneamente en los ferrocarriles) la miramos y le decimos
-¿esto pasa por España o por Cataluña?
- si dice la chica, pero tenéis que picar… (En ese momento pasamos de chicos cabizbajos a chicos con cara de… déjanos pasar que se va el ferrocarril) evidentemente nos deja pasar y llegamos a España con pefrormace incluida que tenía como elementos:

- Sujeto de origen magrebí de unos 40 años con considerable tasa de alcohol en sangre
- Mujer rubia de unos cuarentailargos con tasa de alcohol muy alta (al despedirse me dio un beso y me escoció un grano que tenía en la mejilla)
-
La mujer rubia le dice a señor yo no lo conozco de nada, solo del viaje y yo no le debo nada… (Yo creía que se conocían)
El caso es que escoltamos a la mujer, el señor magrebí una cabeza mas alto que yo y dos veces yo de volumen parece que se aleja al estar yo cerca de la mujer rubia…
Tras las típicas muestras de gratitud de la mujer que en esos momentos vivía en una realidad paralela, nos vamos…

Acto seguido los chicos con cara de déjanos pasar que se va el ferrocarril, pasan a ser los chicos con cara de “madre mía creo que esa mujer tenía Jack Daniels en lugar de saliva”, nos despedimos, quizá para siempre… (Espero que lea esto y como mínimo se ría)

Mi periplo continua, bueno un inciso, ha habido un momento en el que los chicos no tenían la misma cara, ya que el chico con cara de “madre mía creo que esa mujer tenía Jack Daniels en lugar de saliva” ha puesto cara de “tengo hambre y voy a hacer el friki sacando un plátano y ofreciéndote” y la chica con cara de “madre mía creo que esa mujer tenía Jack Daniels en lugar de saliva” ha puesto cara de “madre mía con lo majo que parecía, como puede ser tan freak”, listo tras eso nos despedimos y yo iba a darme un paseo hasta Cataluña, pero aparece un tipo que lo oye y dice:
- Hay autobuses que salen desde allí, lo ves aquel.

Corro y cojo el autobús, me deja en Cataluña, busco la parada de bus, hasta que 5 minutos después aparece mi bus, me pregunta.
- donde vas?
- A sant Andréu
- Pues tienes que ir a la puerta de la Fnac, pero pasa ya ya ya…

Pues como estaba en la puerta del corte ingles, cruzo la plaza corriendo como un energúmeno y la gente me mira… llego justo a coger el autobús…

A la 1.30 estoy en casa después de un día MARAVILLOSO…

Gracias a todos los que formaron parte de el…

Una ultima cosa…

No me podía quejar de mi vida porque tenía de todo, pero todo regular o revuelto… digamos que todo era como gris y un humo turbio que no me dejaba pensar…
Hoy ha sido la confirmación que a pesar de caminar a ciegas y hacer lo que creía correcto iba bien encaminado estoy feliz y eso es lo importante…