6/1/08

Somos luz...



Me siento como un rallo de luz... como una fuerza imparable pero variable, con altibajos pero siempre con energía, a veces arriba a veces abajo pero imparable, siempre avanzando... hacia donde me lleva esto...?

Soy yo el que ilumina mi propio camino, el que hace que todo tenga sentido y al siguiente segundo lo pierda, soy yo el que avanza a toda prisa por la carretera fluctuando, subiendo y bajando... pero siempre hacia delante...

Tiene final este viaje?

Desaparece alguna vez esa energia?

Bonito viaje el que me ha tocado vivir...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vamonos a Auroville!

Diego dijo...

Rezumas serenidad. A tu lado, me siento un hervir, siento mi verdadero carácter que dista mucho del tuyo. Ambos estamos en un viaje. Un viaje a no sé donde, pero que nos saca de este lugar emocional en el que nos encontramos. Lugar cambiante, donde todo pasa a nuestro lado, a veces veloz, a veces más despacito, pero pasa, todo pasa.

Hoy ha sido un día duro, muy duro. Creo, o quiero creer, que en mi viaje, hoy atravesé verdaderos torbellinos, furiosos rápidos de un río a veces tranquilo, a veces fiero. Ese tramo del río, me ha capuzado, me ha sumergido y vapuleado hasta casi ahogarme. Estando en el fondo, he visto mi EGO y lo que significa en mi vida.

Y he llorado tremendamente, de rabia, de tristeza y de compasión por lo que es y ha sido mi vida. Lo que me pierdo de mí mismo, y por ello, lo que me pierdo de la gente.

Hoy más que nunca, me he alegrado mucho, tanto, de haberte conocido aquella noche, en una "fiesta" con tantos desconocidos y tantos por conocer, y tú, uno de ell@s.

Gracias de corazón.

Buenas noches

Diego