6/12/07

Autorretrato...




Es una pena…

Es una pena que en esta sociedad en la que vivimos sea tan difícil ser consecuente con tu cuerpo, tu mente y tus emociones…

Porque tengo que engañar a mi cuerpo, o a mi mente, o a mis emociones, porque mi cabeza tiene que ser la que dirija el cotarro, es que no son igual de fuertes las emociones y las sensaciones, que las ideas?

Nos pasamos la vida justificando nuestros actos, nuestros errores y sobre todo nuestros aciertos… dejamos de fluir y hacemos tonterías que después tenemos que justificarnos para poder hablar con alguien, porque sino seria imposible una comunicación con otra persona.

Con que cara hablas tu con una persona después de haber cometido un error muy grande, no le vas a mostrar tu desdicha a la gente, prefieres guardarla en un saco y esconderla lo mas dentro de tu ser, y la única manera es justificando lo que has hecho, y eso se hace con la mente, solo con la mente.

Siempre tenemos una sonrisa en la cara, siempre que nos preguntan como estamos decimos que bien, aunque no lo estemos, así todo el mundo cree que estas bien, y tu crees que todo el mundo esta bien menos tu, pero la desdicha y el saco lleno de desgracias, errores y malos sentimientos lo llevamos todos y cada uno de nosotros.

Es triste tener que ocultarte detrás de una mascara, y todo por miedo a que te hagan daño, mostrar tu corazón, mostrarte sin ninguna mascara es un suicidio hoy en día, la gente te heriría, de destrozaría…

A no ser…. Que no tuvieras nada que ocultar, pero…. Alguien puede decir eso? Es alguien capaz de decir todo lo que ha vivido? es alguien capaz de justificar cada una de las cosas que ha hecho en su vida? Porque es lo único que va a entender la persona con la que estés hablando, es lo único que va a saber procesar, una justificación, un razonamiento, no va a entender de momentos ni de emociones ni de intuiciones, y si lo hace, nunca lo va a entender de la manera en que lo vas a intentar explicar porque vive y siente de otra manera.

Poco a poco me voy dando cuenta de que no existen errores en nuestra vida, si existen buenas decisiones y malas decisiones, existe el camino de la intuición y el camino del razonamiento, o el del impulso, pero cada error te sirve para aprender… solo que hay gente que no quiere aprender, cada uno de los sucesos que me han pasado en la vida me han marcado, me han dejado una pequeña señal, pero… y de las cosas que yo he aprendido de pequeño, mi bienvenida al mundo, como a comer, a relacionarme con mi pareja con mis padres… esos también han dejado una señal, un camino, que sí puede estar equivocado, en mi mano esta seguirlo o no… es una de las cosas mas difíciles a las que nos podemos enfrentar. Romper un comportamiento de ese tipo es como si hoy te dijeran que los números que conoces están equivocados, que el 1 es el 5 y que el 2 es el 9, intenta imaginarlo, como te sentirías? Yo desde luego me siento raro y contrariado.

Cuando te internas en tu propio ser, sin miedo a lo que vas a encontrar, cuando haces temblar los cimientos de tu propia existencia te expones a perderte, te expones a que te pierdan, reinicias un camino que ya has recorrido pero normalmente en sentido equivocado, cuando aprendes una serie de comportamientos de tus padres que por unas circunstancias o por otras están equivocados, cambiarlos es muy difícil, porque es la manera en la que has visto que se vive, puede que ni siquiera te hayas fijado en otra forma... que simplemente vivas.

Yo he preferido abrir los ojos, ver si la manera que he aprendido de vivir es la más adecuada para hoy en día, si las herramientas que tengo son las que me sirven y sobre todo, intentar conseguir las que lo sean e intentar ser feliz.

Mi crisis actual afecta a todos y cada uno de los puntos en los que se basa nuestra existencia, tanto social como personal.

Hogar, transporte, pareja, trabajo, familia, amistad y todos los matices que pertenecen a cada uno de estos temas…

Ver el abismo que se presenta ante mi cada vez que miro hacia adentro, es como haber montado un edificio con unos andamios que se han caído y ver como yo mismo estoy intentando derrumbar los cimientos de ese propio edificio…

Tengo 23 años, eso es un edificio bastante alto, como para empezar a construir uno de nuevo, mirar hacia abajo desde lo mas alto de este edificio y ver que se esta tambaleando da miedo…

Viendo la vida con optimismo, tengo una suerte terrible, ya que tengo amigos que me quieren, tengo un trabajo que me permite vivir perfectamente, tengo varias casas en las que alojarme, tengo un coche prestado, y tengo alguna expectativa de futuro relacionada con mi trabajo… pero todo es volátil….. lo único que nos queda después de todo somos nosotros mismos, tengo miedo de volver a empezar y no haber aprendido la lección, no haber aprendido a estar conmigo mismo, no haber conseguido esa valiosa lección que la vida me ha puesto delante con todas las facilidades, pero… en ningún sitio te enseñan a estar contigo mismo, en ningún sitio te dicen, debes quererte, debes ser el centro de tu universo, ámate a ti para amar a los demás, ama a los demás para amarte a ti mismo… yo no he estudiado eso en el colegio, ni me enseñaron a dar abrazos, ni tampoco besos, de echo me sigue dando vergüenza dar dos besos a las mujeres… puede sonar ridículo pero creo que hay muchos hombres que sienten lo mismo.

Alguna vez sentiste que necesitabas que viniera alguien a salvarte la vida?...

Pues por favor, sálvate a ti mismo.

Siento muy a menudo que estoy esperando que aparezca alguien y me haga cambiar mi visión del mundo… Seria muy fácil que eso sucediera, solo tendría que cegarme por alguna persona y dejarme llevar por las situaciones…

Llenar mi vacío…

Pero quiero ser mi propio superhéroe, quiero salvarme a mi mismo, quiero llenar mi vacío y después poder jugar con el, quiero ser mi propio motor, y después, dejar que los demás me completen, pero no que me llenen.


Durante algunos momentos me he sentido lleno, pero creo que aun no he experimentado estar lleno de mi mismo… me he sentido lleno de alegría, he llenado mi ego, he llenado mi amor, mis sensaciones, mis emociones, pero no el completo poder que da estar lleno de ti mismo…

Creo que es fantástico dejarse llevar por las emociones, que venga una ráfaga de viento y te ponga contento, pero también creo que tu felicidad no puede depender de esa ráfaga de viento….

Quiero ser bambú, quiero ser flexible, quiero ser ágil, bailar con el viento cuando este esté enfadado y quiera derrumbarme, vibrar con la lluvia cuando esta aparezca, derretirme con el calor del sol y sobre todo crecer, crecer muchísimo…

3 comentarios:

matecito con miel :) dijo...

si sientes que quieres gritar, llorar, abrazar, abrazarte,
hablarle a una farola
andar descalzo
no lo pienses!
no tengas miedo ni verguenza de sentir,
si no la magia se detiene...

abrazito fuerte

Anónimo dijo...

Cuanta alegria me da leer tus palabras, en primer lugar por el hecho de cada vez conocer más gente de esta minoria que somos que no ha nacido acorde con los valores de esta sociedad.
Al hacer el primer descubrimiento del choque de mundos, el nuestro propio y el que teniamos frente a nuestro ojos nos sentiamos raros, diferentes y con una perdida total de existencia. En mi caso, al pasar el tiempo, he sido consciente de que en algunos aspectos tenia que intengrarme en ese mundo exterior y que sería el doble de difícil y trabajoso que el de una persona más superficial.Pero aún asi, me siento orgullosa de mis valores y me siento tambien con fuerzas para ser feliz en un mundo que nada tiene que ver conmigo.
En segundo lugar quería felicitarte por lanzar tus palabras y con ellas a ti mismo al mundo( que es algo que yo no he conseguido hacer todavia)por que creo q ese es uno de los caminos más acertados.

De una persona que intenta derribar cimientos construidos que no sirven para nada y al igual que tu,salvarse a si mismo, para dejar un espacio grande que pueda ser completado por las cosas y personas hermosas de este mundo.

Martina dijo...

Increíble, Antonio!
No pierdas esa claridad y esa actitud.