24/12/07

COMPARARSE!!!!!!!



Como puede hacer tanto daño algo a lo que estamos tan acostumbrados, a lo que nos han enseñado desde pequeños, nos han enseñado a ser infelices...

Desconfío de mi mismo, me comparo con los demás, pienso que lo de fuera será lo mejor, miro a la cara a las personas y creo que son felices...

Desde fuera todo parece mejor...

Todos llevamos una mochila llena de problemas, solo que la escondemos muy bien para que los demás no vean que la llevamos... es patético.

Imagino que de ahí salen los celos y la competencia... vemos como los demas estan felices y parece que no llevan mochila... pero es mentira...

como puedo seguir sintiendo celos de una persona con la que no quiero estar y no quiere estar conmigo...?

Sigo sintiendo espíritu posesivo... sigo sintiéndome su protector cuando ella no me lo ha pedido... sigo sigo sigo sigo sigo sigo sigo...

Quiero terminar...

Quiero dejar de compararme
Quiero dejar de tener celos
Quiero dejar de competir
Quiero dejar de amarte
Quiero dejar de verte
Quiero dejar de oir
Quiero dejar de
Quiero dejar
Quiero

Quiero volver a amar y ser amado...

4 comentarios:

borre dijo...

"miro a la cara a las personas y creo que son felices..."

Fijate un día yendo andando por un sitio centrico a la luz del día y dime tú si se le ven contentos y sonrientes :P

Anónimo dijo...

Me gusta. Pero igual que a veces necesitamos fijarnos en esas mochilas de los otros, (que por otro lado, si estan) también creo que sienta muy bien alegrarse si descubrimos que no estan demasiado cargadas de cosas feas, y descubrir que las nuestras tampoco, o que podemos vaciarlas poco a poco, y descansar así un poquito la espalda... y alegrar la carita y los ojos... no???


Un beso... y muchas sonrisas

Edurne

Diego dijo...

Uy!! Las mochilas!! Madre mia! se me pasó dejar un comentario al respecto! Las mochilas, las caretas o máscaras, o como queramos llamarlo están ahí es innegable, sólo los que consiguen alcanzar la iluminación consiguen destruirla, y se muestran tal como son. Los niños, hasta cierta edad, igual.

¿Qué demonios pasa entre medias, que para cuando uno SE DA CUENTA, la mochila esta a las espaldas y/o la máscara en el careto?

Pues, Antonio, ya lo dice Osho, por poner un ejemplo cercano, jeje.

¡Es el EGO joder! que nos trae de cabeza y que se empeña en mostrarnos como NO SOMOS, construyendo una realidad ficticia de nosotros mismos y que cuesta tanto desmontar, así que "tol mundo" a tomar conciencia YA de quien es cada uno/a...que se dice pronto!

Y pensar, lo fácil que sería nuestra vida si no nos empeñasemos en ser lo que no somos, puff!!

Besos

Y, buenas noches.

Aurora dijo...

Yo no creo que se trate de aparentar ser felices, ni de empeñarnos en ser infelices.
Por supuesto que todos tenemos problemas, pero o aprendemos a relativzarlos o mejor id buscando el puente más bonito desde el que tiraros, si todo es tan infeliz y desdichado... para qué molestarse?
En fin, viva la teoría de la relatividad